Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Eficacia de desinfectantes en el agua potable

Eficacia de desinfectantes en el agua potable 02 May 2018 16:37 #1372

  • M.Jesus
  • Avatar de M.Jesus
  • DESCONECTADO
  • Administrador
  • Mensajes: 322
  • Gracias recibidas 1
  • Karma: 0
La Agencia Europea para las Sustancias Químicas (ECHA) ha actualizado su documento guía para la evaluación de la eficacia de los productos biocidas, concretamente en lo que se refiere a los biocidas TP5: desinfectantes para el agua potable. El documento define aspectos a tener en cuenta en las pruebas para evaluar la eficacia de biocidas TP5, como las normas de aplicación, los microorganismos de prueba o el tiempo de acción del producto.

Evaluación de la eficacia en desinfectantes para el agua potable.

Los biocidas dentro del grupo TP5 son productos utilizados para la desinfección del agua potable destinada tanto al consumo humano como animal. La desinfección se realiza directamente en el sistema de agua, mientras está en servicio, y los productos desinfectantes se pueden agregar al agua de forma intermitente, mediante dosificación de choque, o por dosificación continua.

El objetivo es evitar la transmisión de enfermedades a través del agua potable, debido a la presencia de bacterias, virus, levaduras, esporas de hongos o parásitos protozoarios.

No obstante, la aplicación de desinfectantes para el agua potable va acompañada de la responsabilidad de controlar también cualquier subproducto desinfectante tóxico, como los trihalometanos o los ácidos haloacéticos.

Las sustancias de tratamiento solo deben agregarse por razones higiénicas o técnicas específicas, lo que limita la aplicación a los volúmenes mínimos, que son absolutamente necesarios para lograr el efecto deseado (principio de minimización) y sólo en condiciones que optimicen su eficacia.

La autorización de sustancias utilizadas para la desinfección del agua potable está supeditada, como las demás sustancias biocidas, a un proceso de evaluación gestionado por la Agencia Europea para las Sustancias Químicas (ECHA). Uno de los aspectos que contempla este proceso es la evaluación de la eficacia de los desinfectantes TP5.

Y para ello, la ECHA recoge directrices en su documento Guidance on the Biocidal Products Regulation Volume II Efficacy - Assessment and Evaluation (Parts B+C), del que se ha publicado este mes una actualización, en referencia a la evaluación de la eficacia en sustancias biocidas TP5.

De entre los seis grupos de aplicaciones para los biocidas TP5 recogidos en la guia, a continuación resumimos algunos aspectos en lo concerniente a la "Desinfección en proveedores de agua potable y sus sistemas de distribución de agua".

Desinfectantes para el agua potable de red


En este grupo se incluyen los prodcutos utilizados para la desinfección del agua en las plantas de proveedores de agua potable, durante el transporte entre proveedores, antes de la distribución en el sistema de red (desinfección primaria) y también los productos añadidos al agua previamente tratada, que ya está en la red de distribución pública, para garantizar que se mantenga un desinfectante residual adecuado en todo el sistema (desinfección secundaria) y asegurar la buena calidad del agua potable hasta el grifo del consumidor.

Métodos para evaluar la eficacia del biocida

Para la autorización de productos desinfectantes para agua potable utilizados por los proveedores de agua potable y en los sistemas de distribución de agua, el documento de la ECHA establece una preferencia por un enfoque escalonado para realizar las pruebas de eficacia.

Este enfoque plantea 3 fases o niveles:

Fase 1: realizar ensayos cuantitativos de suspensión para establecer que el producto (o la sustancia activa) tiene actividad bactericida, fungicida, etc sin tener en cuenta las condiciones específicas del uso previsto.

Fase 2: comprende dos pasos, el primero realizar ensayos cuantitativos de suspensión para establecer que el producto (o la sustancia activa) tiene actividad bactericida, fungicida, etc. simulando condiciones prácticas apropiadas para su uso previsto, mientras que el segundo son ensayos cuantitativos de laboratorio simulando condiciones prácticas para comprobar la actividad fungicida, bactericida, etc.

Fase 3: realizar ensayos de campo bajo condiciones prácticas

Dado que para la mayoría de los organismos objetivo no existen pruebas normalizadas específicas para la desinfección del agua potable, los ensayos deben modificarse para reflejar las condiciones de uso con respecto a la suciedad, el rango de temperatura y el tiempo de contacto.

Microorganismos de referencia

Los desinfectantes para agua potable deben ser, al menos, suficientemente eficaces contra ciertas bacterias y virus, de modo que deben aportarse pruebas de su eficacia contra estos organismos. Para todos los demás grupos de organismos (protozoos, etc.), solo se deben proporcionar datos cuando se declara actividad del producto contra esos organismos.

Los organismos de prueba utilizados en las pruebas de eficacia normalmente se establecen en los métodos de prueba estándar aplicables o en el método de prueba "Determinación cuantitativa de la eficacia de los desinfectantes de agua potable". Para los desinfectantes utilizados por proveedores de agua potable y sistemas de distribución de agua, se debe analizar la eficacia frente a Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa, Enterococcus hirae y Escherichia coli.


En la prueba EN normalizada de suspensión para probar los desinfectantes, debe evaluarse la eficacia contra enterovirus y norovirus. En la prueba de uso simulado, los bacteriófagos se usan como indicador de virus humanos.

Condiciones de ensayo

Es importante que las pruebas de eficacia se lleven a cabo con el tiempo de contacto indicado en la etiqueta del producto y también que el tiempo de contacto declarado sea realista.

Los ensayos de suspensión pueden modificarse, teniendo en cuenta el tipo de aplicación del desinfectante y considerando especialmente que la prueba debe realizarse reflejando las condiciones del peor de los casos (temperatura, suciedad, tiempo de contacto, mineralización, pH).

Para las pruebas de suspensión, el tiempo máximo de contacto es de 30 minutos. Para pruebas de uso simulado, se debe aplicar un tiempo de contacto de entre 10 y 25 minutos.

Las pruebas de laboratorio deben llevarse a cabo con una suciedad adecuada. Para la desinfección primaria, se puede esperar que el producto biocida se use en agua sucia, por ejemplo aguas superficiales. Por lo tanto, para este uso, las pruebas de laboratorio deben realizarse en condiciones de suciedad. En cambio, la desinfección secundaria se realiza en agua limpia, por lo que la simulación se realizará en condiciones de limpieza.

FUENTE: www.higieneambiental.com
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.098 segundos